bnn_atadi

 

 

 

Noticias

Regresa la Carrera Solidaria por la Discapacidad con inscripciones online

20181106.presentacion carrera discapacidad grupo avanzamos

 

 

Grupo Avanzamos ha presentado en rueda de prensa la XV Carrera Solidaria por la Discapacidad, que se celebrará en Teruel el próximo 2 de diciembre. Se trata de un evento no competitivo y apto para todos los públicos: personas con y sin discapacidad, niños, adultos o personas mayores.

 

El objetivo de este evento deportivo es fomentar la integración social, la convivencia y la promoción de las personas con discapacidad intelectual, psíquica, mental, física y sensorial.

 

La XV Carrera Solidaria por la Discapacidad arrancará a las 12.00 desde la plaza de San Juan, para recorrer el centro histórico de Teruel en un trazado de 1,2 km que puede realizarse andando o corriendo. Se pretende que este día sea una jornada de convivencia e integración entre los vecinos de Teruel, por lo que habrá otras muchas actividades a partir de las 11.00 en la plaza de San Juan, punto neurálgico de esta jornada solidaria.


La carrera está organizada por Grupo Avanzamos, entidad formada por Anudi, Asapme Teruel, Atadi, Atpansor y Fundación DFA, asociaciones turolenses que trabajan con personas con discapacidad.

 

En esta edición, inscripciones online


Las personas que deseen inscribirse en la XV Carrera Solidaria por la Discapacidad, pueden hacerlo entre el 6 y el 27 de noviembre de forma online en toprun.es o de forma presencial en las sedes de Anudi, Asapme Teruel, Atadi, Atpansor y Fundación DFA, en el Ayuntamiento de Teruel, en el Gimnasio Integral Health o los jueves por la tarde en Caja Rural de Teruel. 

 

Aquellas personas que se inscriban antes del 23 de noviembre podrán elegir la talla de la camiseta técnica que se les entregará con el dorsal. Los participantes que se inscriban a partir del 24 de noviembre también tendrán camiseta, pero no se garantiza la existencia de su talla.

 

El precio de la inscripción es de 3 euros e incluye una camiseta, la bolsa del corredor y la participación en un sorteo cuyos premios donan diferentes comercios y establecimientos de Teruel. Además, quien quiera colaborar con la Carrera Solidaria por la Discapacidad pero no pueda asistir, puede hacerlo a través del dorsal solidario, haciendo su aportación económica en Caja Rural de Teruel.


Los dorsales podrán recogerse en el Pub La Torre de Teruel los días 30 de noviembre y 1 de diciembre de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00. Portar el dorsal es imprescindible para acceder al avituallamiento y participar en el sorteo de regalos.

 

Premio para las mejores fotos


En esta edición vuelve a convocarse el concurso fotográfico, en el que pueden participar todas las personas que lo deseen. Solo tienen que realizar fotografías durante la XV Carrera Solidaria por la Discapacidad, subirlas a Facebook o Instagram con el hastag #carreradiscapacidadteruel y etiquetar al Grupo Avanzamos. Los participantes podrán presentar todas las fotos que deseen hasta el 10 de diciembre para tratar de obtener alguno de los premios: una bicicleta donada por Caja Rural de Teruel para el autor/a de la imagen que reciba más ‘me gusta’ en las redes sociales o dos entradas para un espectáculo, donadas por el Ayuntamiento de Teruel, para el autor/a de la imagen elegida por el jurado.

 

La XV Carrera Solidaria por la Discapacidad está patrocinada por el Ayuntamiento de Teruel, la Comarca Comunidad de Teruel, Caja Rural de Teruel y Talleres Martín Lizaga. Además, se cuenta con la colaboración de numerosos comercios y establecimientos de la ciudad, que aportan productos o servicios.

 

ATADI recibe una mención especial en los premios Fundación Mapfre

premiados atadi

 

 

ATADI ha recibido una mención especial en la entrega de Premios de la Fundación Mapfre, acto presidido por Doña Elena de Borbón en el Museo Provincial de Teruel. Dicho acto se ha celebrado durante la mañana del 30 de octubre y ha consistido en la presentación del programa social de empleo de Fundación Mapfre y en la entrega de varios reconocimientos a empresas, entidades sociales e instituciones que ofrecen oportunidades laborales a personas con dificultades para acceder al empleo.


Juan Antonio Marcén y Ruth Guillén son dos usuarios de ATADI que han participado en el programa social de empleo 'Juntos somos capaces' de Fundación Mapfre, gracias al cual realizaron un mes de prácticas laborales en la Diputación Provincial de Teruel. Ambos han asistido a la entrega de premios junto a José Luis Gómez, presidente de ATADI.


José Luis Gómez ha agradecido este reconocimiento y la posibilidad de que los usuarios de ATADI participen en programas de fomento de la inserción laboral, tan necesarios para las personas con discapacidad intelectual.

 

El resto de empresas y entidades reconocidas han sido Kirab Consultores, Roboted, El Corte Inglés, Pájaros en la Cabeza, Cámara de Comercio de Teruel, Asapme Teruel y la Diputación Provincial de Teruel.

 

Entre las autoridades y directivos presentes se encontraban Doña Elena de Borbón, directora de Proyectos de Fundación Mapfre; Doña Emma Buj, alcaldesa de Teruel; D. Julián Ríos Marín, director de oficina Mapfre Teruel; D. Antonio Santa Isabel, presidente de la Cámara de Comercio de Teruel; Doña Isabel Eguilor, directora territorial de Mapfre Aragón; D. Ramón Millán, presidente de Diputación Provincial de Teruel; y D. Daniel Restrepo, director de Acción Social de Fundación Mapfre.

 

Ser voluntario: una opción de tiempo libre para jóvenes solidarios

atadi charlas voluntariado institutos

 

 

ATADI ha participado, un año más, en varias sesiones informativas sobre voluntariado en el IES Damián Forment de Alcorisa y el IES Pablo Serrano de Andorra. El objetivo es difundir las opciones existentes en la zona para realizar labores de voluntariado en diferentes entidades sociales: ATADI, Fundación Kalathos, Cruz Roja y Residencia de Ancianos la Purísima.


En el IES Damián Forment se han llevado a cabo 4 sesiones, dirigidas a los alumnos de los cursos de 3º y 4º de ESO, Formación Profesional Básica y Grado Medio. En dichas sesiones, las distintas asociaciones explican la labor que realizan, las actividades en las que pueden participar los voluntarios y la responsabilidad y compromiso que requiere hacerse voluntario de una entidad.


Los alumnos interesados en convertirse en voluntarios o que solicitaban más información asistieron a un taller básico de voluntariado el 29 de octubre en el Centro Cultural Valero Lecha de Alcorisa. Así pudieron conocer qué significa ser voluntario, qué derechos y deberes implica, cuál es la legislación vigente al respecto y qué código ético regula esta actividad. Aquellos asistentes que finalmente decidieron dar el paso, se han convertido en voluntarios durante el próximo año.


José Vicente Peralta, director del centro ATADI Alcorisa, fue el responsable de la entidad que participó en estas sesiones informativas, así como en la realizada en el IES Pablo Serrano de Andorra el pasado 24 de octubre. A esta última, dirigida a los alumnos de 2º de Bachillerato y centrada en los Proyectos de Voluntariado Europeo del Programa Erasmus+, le acompañó también Nicola Vitali, joven voluntario europeo en ATADI Alcorisa. Vitali procede de Italia y ha permanecido en Alcorisa durante 6 meses apoyando a los monitores y usuarios de ATADI, por lo que los alumnos pudieron conocer su experiencia.


ATADI es una entidad acreditada para el envío y recepción de jóvenes voluntarios, por lo que las personas interesadas en realizar uno de estos proyectos de voluntariado europeo pueden recibir asesoramiento contactando con ATADI.

 

“Tenemos que luchar mucho más que otras familias para tener las mismas oportunidades"

047 30423037337 o

 

 

Miguel Ángel Latorre, hermano de una persona con discapacidad intelectual usuaria de ATADI Jiloca, participó en una rueda de prensa en Zaragoza en la que, junto a otros familiares, expusieron las necesidades y reivindicaciones de las familias de personas con discapacidad intelectual.

 

Plena inclusión Aragón convocó a los medios el 16 de octubre en Zaragoza con la motivación acercar a la sociedad aragonesa y a las Administraciones la realidad de miles de familias de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Familias “diversas”, como introducía Santiago Villanueva, presidente de Plena inclusión Aragón: monoparentales, jóvenes, envejecidas, con hijos e hijas o hermanos con grandes necesidades de apoyo o problemas de conducta, en edad escolar, empobrecidas o con escasos recursos e incluso padres y madres con discapacidad intelectual.

 

El acto comenzó con la proyección del vídeo “Ser padre, ser madre”, producido por Fotosfera, en el que cuatro familiares, sin mencionar que tienen hijos con discapacidad intelectual, cuentan qué supone para ellos ser padres o madres, las mejores experiencias y recuerdos de su vida cotidiana, cómo organizan sus vacaciones, o lo que esperan en un futuro para sus hijos. Esta pieza audiovisual finaliza con la aparición de sus hijos e hijas, algunos con discapacidad intelectual, para finalmente expresar sus necesidades y reivindicaciones.

 

Con esta producción se pretende generar un enganche emocional con los protagonistas del vídeo, dado que muchos padres y madres se verán fácilmente identificados con ellos, trasladando la idea de que cualquier familia, tenga hijos o hermanos con discapacidad intelectual, tiene las mismas necesidades y proyectos de vida. Sin embargo, tal y como reivindicaba Villanueva durante el acto, las familias de personas con discapacidad intelectual “apenas cuentan con servicios o recursos específicos para cubrir sus propias necesidades como familias”.

 

Familias en medio rural

Tras la proyección de esta pieza, tomó la palabra Miguel Latorre, hermano de una persona con discapacidad intelectual beneficiaria de los servicios de la asociación turolense ATADI. Latorre ha comenzado recordando la realidad demográfica de la provincia de Teruel que, entre otras particularidades, obliga diariamente a los vehículos de ATADI a realizar 1800 km para recoger y llevar a sus casas a las personas con discapacidad intelectual que atienden en los distintos centros de la entidad, implantada en todas las comarcas de la provincia. Entre otras necesidades, a pesar de que ATADI cuenta con seis residencias en la provincia, ha recordado que todavía hay personas con discapacidad intelectual que tienen que salir de su lugar de nacimiento porque no existen recursos residenciales próximos a las principales capitales de comarca.

 

Si “ser pocos, no resta derechos” fue uno de los eslóganes utilizados en una de las recientes movilizaciones organizadas para solicitar mejoras en el trasporte ferroviario en Teruel, Latorre también lo ha querido rescatar en el caso de las demandas de las familias de personas con discapacidad intelectual en esta provincia.

 

Conciliación familiar laboral

Continuó Soledad Pérez, madre de un joven con discapacidad intelectual de Zaragoza y beneficiaria del Servicio de “Canguro” (apoyo para la conciliación personal y laboral) quien ha explicado que previamente a esta rueda de prensa, distintas familias de personas con discapacidad intelectual de Huesca, Zaragoza y Teruel, se reunieron para extraer sus necesidades y reivindicaciones más significativas.

 

Como portavoz de las familias de Zaragoza capital, Pérez afirmó que los problemas que ella se encontró hace 25 años cuando nació su hijo “siguen existiendo”. Entre ellos destacó el sobrecoste económico que las familias de personas con discapacidad intelectual soportan, que en muchos casos lleva a un estado de “malestar y ansiedad”, por lo que solicitó que se “estudien políticas de apoyo a las familias con menos recursos económicos”.

 

Respecto al servicio de canguro de Plena inclusión Aragón, del que Soledad es usuaria desde hace 12 años, afirmó que “tener a una persona – monitora – en la que confío y que se ocupa de mi hijo, me permite cumplir mis horarios de trabajo”. Esta madre se preguntó si las personas que no tienen un familiar con discapacidad intelectual conocen el tiempo que requiere su atención, que ha precisado, es “mucho”. “No es un lujo disponer de algo de tiempo para descansar, poder leer o echar una siesta”, ha manifestado, “es más que necesario en nuestro caso”. Por ese motivo, el presidente de Plena inclusión Aragón solicitó a la Administración que este servicio tan necesario para muchas familias “no tenga que depender de una subvención, sino que esté integrado en el catálogo de servicios sociales aragonés, como parte de un servicio integral de apoyo a familias de personas con discapacidad”.

 

Necesidades de las familias de personas con discapacidad intelectual

Villanueva, que como él mismo se presentó, además de presidente de esta organización es “padre de una persona con discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo”, expresó que “cada familia necesita apoyos distintos, pero todas vivimos con cierto sentimiento de desigualdad porque tenemos que luchar mucho más que otras familias para tener las mismas oportunidades”. Esto es debido a que, según él, “tenemos más responsabilidad, vivimos una situación que es para toda la vida, debemos de realizar un sobreesfuerzo económico y prácticamente todos los días nos preguntamos con preocupación si nuestros hijos e hijas dispondrán de los recursos necesarios para cuando no estemos”.

 

Existen datos que justifican que muchas familias se sientan en ocasiones “agotadas y solas”, remarcó el presidente de Plena inclusión Aragón. Así, por ejemplo, según la Fundación Derecho y Discapacidad, “las familias destinan una media de 111 horas semanales al cuidado de sus familiares con discapacidad; más de la mitad de los cuidadores ha visto empeorado su estado de salud; las rentas medias de las familias de personas con discapacidad es un 25% inferior a las familias sin personas con discapacidad a cargo; existe un sobreesfuerzo económico medio de entre 24.200 € y 45.000 €, en muchos casos debido a una pérdida de oportunidades laborales; solo el 11% de las familias de personas con discapacidad reciben ayudas de las Administraciones, apoyándose el resto en otros familiares o amigos y entidades como Plena inclusión”.

 

En cuanto a las necesidades de las familias, Villanueva las categorizó en cuatro grupos:

Necesidades cognitivas
Las familias necesitamos información y asesoramiento, sobre todo en el momento clave de recibir el diagnóstico, cuando muchas familias quedamos “paralizadas y frecuentemente acabamos dando muchos tumbos sin saber hacia dónde ir”.

Necesidades emocionales
Las familias experimentamos multitud de sentimientos como impotencia, preocupación, soledad o desasosiego en busca de soluciones a lo largo del ciclo vital de nuestros hijos.

Necesidades sociales
Las relaciones sociales de las familias disminuyen considerablemente, tanto familiarmente como de amistades.

Necesidades de recursos
Renuncia al trabajo, bajos ingresos y prestaciones insuficientes.